Dante Gebel #281 | Los cazadores del arca perdida – V



El arca vuelve a casa después de cuarenta años de estar escondida en el bosque, entre la foresta de los árboles del pecado, de las ambiciones personales, de los celos, de las tradiciones, del activismo. David no descansó hasta rescatarla y hacerle su morada, un tabernáculo sencillo sin velos que ocultaran Su presencia, cuatro paredes de lona donde la adoración era continua y genuina. El rey entendió que para llegar al corazón de Dios, había que tener menos edificio y más evento espiritual. El cierre de una serie de mensajes extraordinarios que cambiará tu manera de relacionarte con el Señor.